Lenguaje ortopédico

Por Liliana García Domínguez - 1 de Febrero, 2006, 1:18, Categoría: Lenguaje

Hay tonterías que gustan mucho, y que distraen del desconsuelo a que conduce el eclipse veraniego de radios y televisiones; porque entre sus gobernantes se ha implantado la idea de que el estío del calendario conduce a la sequía de los cerebros, y de que seremos incapaces de absorber la carga mental con que nos ponen a prueba durante la temporada. [...]

Por fortuna, el lenguaje no deja de peregrinar por las ondas, y de hacer estación -nunca de penitencia- en los medios escritos.
Entre las cosas más entretenidas figuran los
tópicos; así, ahora que millones de ciudadanos huyen por las carreteras a lugares de donde pronto querrán huir, se dice que marchan a gozar de unas bien merecidas vacaciones. [...]

Otro apreciado tópico, pero más moderno, es eso de hacer los deberes: 'Nosotros hemos hecho ya los deberes -dice un contertulio radiofónico, despidiéndose hasta septiembre- y podemos tomarnos unas merecidas vacaciones'.
El tal quiere decir que ya ha hecho cuanto tenía que hacer, y se siente tan satisfecho de sí como un tierno niño o una tierna niña cuando llegan las diez de la noche y cierra el cuaderno de las divisiones y los morfemas.

Pocas cosas hay más útiles que los tópicos: dan la idea acuñada, sin haber hecho el esfuerzo de troquelarla; circula como la buena moneda (es decir, el euro) que no va de mano en mano, porque 'to' er mundo se la quea'. Nada más desgarrador que la avaricia de una enorme masa de hablantes para apropiarse de lo mostrenco, que, tal vez, tuvo gracia u originalidad en el momento de su invención. Después, repetido como una señal de modernidad, es sólo una ortopedia que ahorra el esfuerzo de hablar por cuenta propia. [...]

Algunos de estos inventos sustitutivos que absuelven del esfuerzo de buscar y de hallar tienen gracia originaria; así, fue buena la decisión que se tomó en francés, alrededor del año 1959, de crear una metáfora extrayéndola del semáforo: donner le feu vert o feu rouge, para significar que algo ha sido autorizado o denegado, y que puede continuar o debe detenerse.
En español se adoptó el término semáforo a mediados del siglo XIX, con sólo su inicial significado de señal marítima, común en las restantes lenguas europeas, pero, en su acepción de 'señal luminosa para regular el tráfico', no entró, como es lógico hasta la instalación de estos torturantes aparatos, cuyo nombre no registra la Academia hasta 1971.
Sin embargo, nuestros oteadores dieron pronto con la locución francesa, y
dar luz verde o dar luz roja pasó, vía medios de comunicación, a un estrato de lengua semiculto; es poco probable que uno de nuestros pequeños y sufridos ganaderos diga que el Gobierno va a dar pronto luz verde al vacuno, pero es seguro que sí lo dirá un subsecretario, si no un ministro. [...]

Considero, sin embargo, minúsculas bagatelas las trampas expresivas mencionadas en comparación con la tremenda memez que suele ponerse como remate o epifonema a la información de algo que, de seguro, va a suscitar controversia.
Por ejemplo, que el Príncipe quiere casarse con una señorita de sangre roja; un prohombre ha dicho que le parece mal, que la novia debería ser de prez y de casta; una diputada le ha saltado al cuello alegando que las cosas del corazón no se deciden con análisis genealógicos. [...]
El informador remata el relato diciendo sentenciosamente:
La polémica está servida, igual que anunciaría un mayordomo la cena.
Da lo mismo un asunto u otro; en cualquier caso, y siempre que el hecho produzca diversidad de opiniones;
la polémica estará servida.
En quienes se expresan así, no cabe mayor resignación del orgullo de ser ellos mismos. [...]

Fernando Lázaro Carreter
(miembro de la Real Academia Española)

Contacto: lilianagardom@gmail.com

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

El Blog

Calendario

<<   Febrero 2006  >>
LMMiJVSD
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28      

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog